Proceso de Lavado y Planchado

Recepción de la ropa sucia.

Separación: se establecen tres grupos de lavado diferenciados: sábanas, toallas y mantelería.

LAVADO se desarrolla adaptando temperaturas y dosis de detergente en función del tipo de prenda y el nivel de suciedad que presente.

En todos los casos se realiza un control de “rechazo” sobre las prendas ya lavadas, por si necesitaran un segundo lavado.

SECADO

PLANCHADO

Para garantizar la máxima efectividad del lavado y la mayor duración y mínimo deterioro de la ropa, sometemos al agua a un tratamiento especial; utilizamos productos detergentes de primeras marcas y evitamos, en todos los casos, el uso de productos químicos abrasivos.